Noticias de las redes sociales

recent

“#Noticias falsas” de #Facebook - ¿un chivo expiatorio?

Discreción aconsejada: temas satíricos

Una cosa que puedes haber visto recientemente en las noticias es el anuncio de que “post-truth” (posverdad) ahora es la palabra del año de los Diccionarios Oxford (aunque lleve guión – en inglés) .  Algo más que de lo que también te puedes haber dado cuenta es de los últimos títulos de Facebook.  Ambos, al parecer, están dando la noticia gracias a sus raíces comunes en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos.  Pero vamos a considerar el lado de Facebook de las cosas.

Desde hace una semana, estamos observando cómo los usuarios estaban hablando de los resultados de las elecciones y examinando qué cargos políticos realmente pueden lograr.  Las cosas estaban radiantes de como las personas empezaron a considerar al gigante de los medios de comunicación social como un contribuyente importante al supuesto fenómeno de Trump, inicialmente por su aparente facilidad al llamado efecto echo chamber.  Ahora, sin embargo, el gran termostato se ha movido a otro nivel (alcanzando el tercer grado, por así decirlo), con las acusaciones que aparecen de varios medios de comunicación de que la publicación persistente de Facebook de lo que se está llamando “fake news (noticias falsas) fue otro factor que contribuyó en el sorpresivo resultado de las elecciones de los Estados Unidos… alcanzando, quizá, al nivel en el que podemos empezar a creer que el mismo Mark Zuckerberg fue el responsable principal de esto.  El martes, The Guardian pidió que todos los “hechos” se etiqueten como tal mientras que otros han estado defendiendo el uso de varias extensiones de Google Chrome como “B.S. Detector”, que alerta a los usuarios cuando los titulares que encuentran vienen de “fuentes cuestionables”.  Respondiendo a la creciente turbulencia, Facebook ha anunciado que prohibirá las páginas de “fake news” de su red de publicidad.

Pero, ¿qué tan involucrado está Facebook en una “crisis de fake news”?  En efecto, dadas las implicaciones para formar una perspectiva basada en distinciones binarias “falsas” / “reales”, ¿es así cómo realmente deberíamos llamarla?  Y finalmente, ¿estamos realmente caminando a través del espejo o simplemente lanzando todos nuestros problemas sobre un cordero para el sacrificio?  Parece que nos estamos acercando demasiado al último caso.  En efecto, hay, por lo menos, tres maneras en las que las noticias generalmente se consideran “fake” (falsas): una de ellas, desafortunadamente, no merece necesariamente tal etiqueta.

El primer tipo de “fake news” es aquello que se pretende que sea una broma.  El martes, el servicio Newsbeat de la BBC entrevistó a alguien llamado Chief Reporter, el capitán de la página de las fake news de Southend News Network.  Chief Reporter había emitido una “sincera disculpa”, alegando “plena responsabilidad por la victoria de Donald Trump en las recientes elecciones presidenciales de los Estados Unidos”.  Las publicaciones como SNN, Daily Mash, NewsThump y The Onion no sólo son divertidísimas, sino que también son claramente falsas.  Es decir, sus creadores específicamente pretenden que no sean tomadas en serio.  Son el tipo divertido de “fake news” que realmente no pueden ser malinterpretadas como algo más.

El segundo tipo, sin embargo, es aquello que se diseñó para que los lectores crean en los hechos fabricados.  Aquí es dónde se pone difícilThe Guardian afirma que “durante las campañas electorales se pusieron en marcha más de 100 páginas falsas pro-Trump en una única ciudad balcánica”.  Buzzfeed informó recientemente que las páginas “hiperpartidistas” de Facebook, las que están profundamente aliadas a los demócratas o a los republicanos, estaban “publicando mala información falsa y engañosa a un ritmo alarmante” (específicamente, el 20% de las publicaciones de la extrema izquierda eran falsas comparadas con el 38% de la extrema derecha).  Además, durante las primarias y los debates presidenciales, el servicio Reality Check de la BBC realizó una verificación en las declaración de cada candidato y encontró que ambos estaban apoyando demandas sin fundamento en ciertos puntos.  Estas son las fuentes principales de las “noticias falsas” que parecen atraer la ira de todos.  Están destinadas a ser tomadas en serio, aunque los hechos sobre los que se basan y se fabrican (aunque sus creadores pueden no se darse cuenta).

Sin embargo, la crítica de estas fuentes, si bien está justificada, lleva a algunas personas a conclusiones que no sólo son vacilantes, sino también algo inquietantes.

El problema es que parece haber una creciente inclinación para considerar un tercer tipo de noticias “falsas”, al menos por implicación, en virtud de no ser considerado “real”.  Este tipo de noticias es de las que omite hechos, argumentos y opiniones que no apoyan la opinión del autor.  Un ejemplo fácil sería el tipo de noticias “hiperpartidistas” que Buzzfeed ha reportado anteriormente; la mayoría de las cuales no están basadas en hechos inventados, sino más bien en lo que se podría llamar de manera objetiva, si estuviesen siendo críticos, una "selección".  Aquí es donde se pone realmente difícil, porque los comentaristas confunden a menudo las definiciones mientras conducen una cuña innecesaria entre la “realidad” y la “integridad periodística” con relación a estos tipos de medios.  Así que, vamos a desempacar esas ideas.

Facebook actualmente está siendo criticados por dos cosas; su censura de los temas de tendencia pro-Trump durante las campañas electorales y su negativa a intervenir para impedir que las “fake news aparezcan en los news feeds de las personas.  Por lo tanto, se les dice que confíen, hasta en dos cargos: primero, que son verdaderamente un “outlet de noticias” (como Twitter… aunque Twitter, para que conste, se redefinió a sí mismo como una página de noticias para satisfacer a los accionistas, no necesariamente porque en realidad sea uno) y segundo, que, por lo tanto, carece de las coas que todos estos puntos de venta necesitan: integridad periodística.  Su escasez de este último se está llevando a cabo porque su efecto neto le dio la ventaja a Trump.

Pero vamos a dar un paso atrás.  Cuando intentas definir términos como “integridad periodística”, quizá deberíamos tener en cuenta lo que el gran pensador Immanuel Kajt dijo sobre la ética: una acción moral es aquella que está arraigada en una “buena voluntad”.  Desde esta postura, si un editor no quiere engañar, si actúan sobre sus principios éticos, que probablemente evitan encubrimientos, incluso podrían ser perdonados por publicar propaganda.  Sin duda, se podría decir que tienen “integridad periodística”.

La gran pregunta es, entonces: ¿es lo mismo que “noticias reales”?  Muchos dirían que no; las “noticias reales”, seguramente, son lo que es cierto.  Pero… si nuestra sociedad realmente ha sido ganada por gente como Roland Barthes y sus compañeros posmodernistas (que, al parecer, tiene mucha gente), quizá realmente deberíamos de estar respondiendo con un sí.  Después de todo, hoy en día pocos estarían de acuerdo en que algunas noticias pueden ser más que una torcida representación de la verdad objetiva (si esta última existe).  Las mejores cosas que pueden permanecer son sólo buenas intenciones.  Y esto parece ser lo que constituye “lo real” hoy en día, al menos cuando se trata de distinguir las “noticias reales” de las “falsas”.  Es por eso que es más apropiado definir las “noticias reales” como “noticias honestas”, que tiene “integridad periodística”.

Te advierto, por lo tanto, que todos los que añaden ciertas extensiones de Google Chrome o piensan que Facebook debería estar poniendo en marcha etiquetas para ayudar a identificar las “noticias reales”, que nos podría parecer menos un cordero para el sacrificio y más un lobo con piel de oveja.

Como hemos visto, la pregunta difícil es definir “falso”, mientras que la pregunta aún más difícil es definir “real”.  Es menos difícil determinar y eliminar las “noticias falsas” y más que cualquier persona que intenta crear o nombrar las “noticias reales” que tiene sus propias motivaciones y perspectivas (llámalos “agendas” si no te gustan lo que son).  Si el árbitro es honesto, inevitablemente tropezarán en contradicciones fundamentales; y si son una corporación grande, especialmente sin cara como Facebook, que no es sólo una organización de medios, sino también muchas otras cosas (especialmente una empresa flotando en el mercado de valores, dirigido por un consejo de administración y operado por beneficios en lugar del enriquecimiento del público), pronto veremos que surge un serio conflicto de intereses, si queremos ver los más altos ideales de integridad periodística expresados por una plataforma.  Imagínate el poder que podrían tener sobres nuestros pensamientos si ellos ejercitarán su capacidad de censura en serio.  Esto ya está empezando, desde las extensiones anteriores de Chrome, a la exclusión de ciertas páginas de noticias de la red de publicidad de Facebook.

Entonces, ¿qué podemos hacer?  Como siempre, es una pregunta difícil.  Facebook está destinado a mantener el etiquetado de “real” o “falso” si quieren mantener su página utilizable.  Los editores humanos, los algoritmos o cualquier otro tipo de filtro entre los usuarios y la vasta red de cientos de personas en nuestras esferas sociales (así como los muchos miles que están separados por un amigo, por no mencionar al resto de internet) no sólo es necesario, sino que también seguirá estando cargado necesariamente por el mismo problema: las omisiones que tienen que hacer implican que las personas que persiguen las “noticias reales” siempre van a estar insatisfechas.  La última incisión en el termostato crítico hace la guerra contra los hechos inventados.  Pero al dar a cualquier organización, incluso por la implicación, la oportunidad de palmotear las etiquetas de “real” o “falso” sobre nuestra información recibida como un medio para combatir esto conducirá inevitablemente a que este agente abuse de estos poderes extensos o al menos aplicarlos con “integridad” (es decir, de una manera desequilibrada).


No podemos dejar el pensamiento a otras personas.  Esto sólo hasta cierto punto; y se vuelve peligroso si renunciamos totalmente a nuestro escepticismo.  Necesitamos ver a Facebook como un filtro de noticias; y sería útil para ellos etiquetar los hechos que se verifican.  Pero si terceras partes van más allá, empezando a decirnos lo que es “falso” y “real”, deberíamos recordar discrepar con ellos siempre que podamos.  Lo que es más (y es desalentador decir esto), si todos queremos, a través de estas acusaciones más recientes hacia Facebook, es una explicación coherente para el vencimiento de la norma encarnada por el nuevo presidente electo, entonces bien, pero no podemos culpar sólo a Facebook; ya que no debemos permitir que ninguna fuente de noticias, real o falsa, por las estimaciones de quién sea, reclame el suministro de las noticias.

James tiene una licenciatura en Historia y escribió su disertación sobre la queja y la protesta.  Su lista de héroes va desde Adele hasta Noam Chomsky: inspiraciones que invocará el próximo año cuando comience su maestría en Londres @Songbird_James


Traducido por: Julia de los Ríos
Comunicadora natural, escritora por vocación y amante de las redes sociales.  Julia es un mundo en una persona. Es peruano-italiana y vive en España. Ella asegura que compartiendo experiencias nos desarrollamos como personas.  Estudió negocios internacionales, disfruta de su blog personal, de viajar y de la playa.  Síguela @JuliaAtSMF

Contacta con nosotros en Twitter y Facebook o deja tu comentario abajo. Si buscas cursos de formación o gestión de medios de comunicación social – social media, visita nuestra página web para más información www.thesmfgroup.com

Te invitamos a revisar nuestro blog en inglés Social Songbird y también lo puedes seguir en Twitter  y Facebook.
“#Noticias falsas” de #Facebook - ¿un chivo expiatorio? Reviewed by Julia At SMF on 15:01 Rating: 5

No comments:

All Rights Reserved by Zona Digital © 2014 - 2015
Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Name

Email *

Message *

Powered by Blogger.