Noticias de las redes sociales

recent

¿Demuestra el terror en #Turquía que después de todo #Facebook es un #MedioDeComunicación?

Algo irónico, el presidente Erdogan evadió un golpe en junio gracias a Skype – Imagen: Mediaite
Los revolucionarios franceses tardaron cinco minutos para fragmentarse y empezar a cortarse las cabezas los unos a los otros; todos decían por la liberté, égalité y fraternité.  Este último es una abreviatura para el nuevo estado-nación, se volvió bastante claro lo fácil que este nuevo asunto de la democracia podría ponerse en peligro para la preservación de este bien mayor.  Un cuarto de milenio más tarde, realmente nadie lo rompió; y muchos piensan que un proceso similar se está ejecutando actualmente en Turquía, donde, tras un fallido golpe militar en junio, 140 periodistas han sido arrestados, 170 medios de comunicación cerrados y, desde noviembre, 125.000 empleados del estado han sido expulsados del gobierno.  Sin embargo, durante la Navidad parecían surgir nuevas evidencias para el desarrollo de un nuevo y extraño fenómeno en el mundo moderno: el desplazamiento de la primera línea de la gran “lucha por la democracia” a la esfera online.

La víspera de Navidad, nos enteramos de que el gobierno del presidente Erdogan ha ordenado la investigación de 10.000 de sus ciudadanos por el uso de los medios de comunicación social.  No fue la primera vez que las autoridades turcas impusieron un embargo al libre uso de estos servicios.  La BBC dice que el gobierno previamente ha sido acusado de implementar lo que los analistas llaman “apagones calculados” del acceso a los medios de comunicación social dentro del país, especialmente después de los bombardeos.  Mientras que el gobierno niega esto, y aunque nunca duran demasiado tiempo, los perros guardianes de internet afirman que estos movimientos se hacen para “bloquear la difusión de propaganda militante”.

Por supuesto, esta no es la primera vez que un gobierno represivo ha frenado el intercambio general de la información.  Sin embargo, es interesante observar con qué frecuencia este tipo de cosas parecen suceder en relación con los medios de comunicación social de hoy en día.  En noviembre del 2016, por ejemplo, los funcionarios cameruneses calificaron el uso de páginas como Facebook y Twitter como “una nueva forma de terrorismo… tan peligroso como un misil”.  Un año antes de esto, el FBI fue criticado por sugerir que un retuit de contenido terrorista era terrorismo y el mes pasado, como Facebook, Twitter, YouTube y Microsoft anunciaron sus planes de compartir la información para obstaculizar el extremismo, cuatro de las corporaciones más grandes del mundo ganaron el poder de censurar lo que sea que ellos decidan definir como tal.

La cuestión es que estas circunstancias, incluyendo la que se está desarrollando actualmente en Turquía, son comparables, de alguna manera, a raíz de la revolución francesa.  Aunque el terror de Turquía ha surgido de un fracaso para derribar un sistema gubernamental, sin embargo, es un proceso por el cual se dice que un sistema gubernamental está dando contradicciones fragrantes del proceso democrático en el lenguaje de la misma democracia.  El estado turco nunca ha pretendido ser perfectamente democrático.  A cambio, los partidarios de Erdogan siempre han dicho que él está centrado en “lo básico”, usando mano dura para lidiar con los desafíos únicos de Turquía y, por lo tanto, hacer cosas mejores para la mayoría: que consideran una necesidad democrática.

Pero más allá de este caso en particular (e independientemente de quién tiene la razón), sin duda podemos identificar una tendencia peculiar que surge de este ejemplo cuando se pone junto a los mencionados anteriormente.  En resumen: a) se cree ampliamente que las luchas entre naciones, lo que generalmente se entiende como un “progreso democrático” se están desarrollando en países de todo el mundo; y b) el ámbito en el que estas luchas online se están moviendo actualmente.  Ya no se trata sólo de periódicos y medios de comunicación convencionales, que están siendo suspendidos, controlados y discutidos, sino de elementos específicos de los medios de comunicación social.

Curiosamente, cuando consideramos lo que puede estar impulsando este cambio, una combinación de factores emergen en un tapiz mucho más complejo que antes.  Una causa, por supuesto, es el deseo bastante bien entendido de las autoridades de restringir el poder organizativo de los medios de comunicación social.  Sin embargo, otro factor menos obvio puede ser que los gobiernos están viendo el aumento de páginas como Facebook y Twitter como fuente de noticias, información y la generación de visiones del mundo: las semillas de la disidencia, por así decirlo.

En consecuencia, llegamos a una perspectiva extraña: porque además se podría decir que algunas autoridades han ido más allá y, después de todo, redefinido estas páginas web como “medios de comunicación”; mientras todavía estamos, aparentemente, atascados discutiendo sobre eso.  Si este es el caso, ¿deberíamos también seguir el ejemplo?  Quizá.  De cualquier manera, no podría doler para entender mejor la manera en la que piensan los poderosos.


Pero, quizá, hay una cuestión más interesante: si consideramos un escenario en el que debiéramos perder el acceso a los medios de comunicación social, por ejemplo, de una represión de su uso en Gran Bretaña, ¿qué es lo primero que nos viene a la mente?  ¿Es la pérdida de un medio para la organización política?  O, ¿es el hecho de que este escenario nos privaría de una fuente importante de ideas, opiniones y, de hecho, noticias?  Si es el último (y probablemente lo es para muchos), quizá podríamos, de hecho, decir que hemos redefinido los medios de comunicación en nuestras propias mentes, después de todo… simplemente sin darse cuenta.

James tiene una licenciatura en Historia y escribió su disertación sobre la queja y la protesta.  Su lista de héroes va desde Adele hasta Noam Chomsky: inspiraciones que invocará el próximo año cuando comience su maestría en Londres @Songbird_James


Traducido por: Julia de los Ríos
Comunicadora natural, escritora por vocación y amante de las redes sociales.  Julia es un mundo en una persona. Es peruano-italiana y vive en España. Ella asegura que compartiendo experiencias nos desarrollamos como personas.  Estudió negocios internacionales, disfruta de su blog personal, de viajar y de la playa.  Síguela @JuliaAtSMF

Contacta con nosotros en Twitter y Facebook o deja tu comentario abajo. Si buscas cursos de formación o gestión de medios de comunicación social – social media, visita nuestra página web para más información www.thesmfgroup.com

Te invitamos a revisar nuestro blog en inglés Social Songbird y también lo puedes seguir en Twitter  y Facebook.
¿Demuestra el terror en #Turquía que después de todo #Facebook es un #MedioDeComunicación? Reviewed by Julia At SMF on 15:40 Rating: 5

No comments:

All Rights Reserved by Zona Digital © 2014 - 2015
Powered By Blogger, Designed by Sweetheme

Formulario de contacto

Name

Email *

Message *

Powered by Blogger.